Generalmente conocidos como TEAF, los trastornos del espectro alcohólico fetal son los trastornos mentales más comunes y, sin embargo, los más prevenibles en el mundo industrializado. ZERO SAF se dedica a visibilizar este trastorno y a informar sobre los daños del consumo de alcohol aunque sea leve sobre el niño que va a nacer y a difundir la idea de que una mujer no debe beber nada de alcohol cuando durante el embarazo o cuando planea embarazarse.

La denominación “trastorno del espectro alcohólico fetal” (TEAF), en Inglés Foetal Alcohol Spectrum Disorder (FASD), agrupa un gran rango de anomalías físicas, conductuales y cognitivas, siendo el SAF (síndrome de alcoholismo fetal) el mas grave ya que agrupa el número mas grande de alteraciones clínicas: defectos cráneo faciales, problemas cognitivos, conductuales de socialización y de aprendizaje. 

Solo el 20% del total de las personas afectadas por el trastorno del espectro alcohólico fetal (TEAF) tienen rasgos faciales característicos del SAF.